Boletín ene. 08 / 2017

codicosComisión Diocesana de Comunicación Social
Arquidiócesis de Puebla

Puebla, Pue., 8 de enero de 2017
Boletín 01 / 2017

DEL 4 AL 14 DE ENERO
VISITA PASTORAL EN LOS DECANATOS DE AMOZOC Y SN FRANCISCO TOTIMIHUACAN

Del 4 al 14 de enero se lleva a cabo la Visita Pastoral en los Decanatos de Amozoc y Sn Francisco Totimihuacan. El Sr. Arzobispo acompañado por sus Obispos Auxiliares, sacerdotes, religiosas, seminaristas y laicos misioneros, recorren las parroquias y se reúnen con las familias, niños y jóvenes.

Los Obispos, como sucesores y guías están llamados a hacer de la Iglesia, la casa y escuela de comunión, en esta razón estriba una de las más grandes acciones, la Visita Pastoral, que por mandato canónico deben realizar los Pastores en sus Diócesis. El objetivo de la Visita Pastoral es evaluar, animar y fortalecer la vida parroquial e institucional, atendiendo a los fieles, sacerdotes, religiosos y laicos, en orden a vivir la comunión, para que la comunidad de fieles, en el espíritu del Buen Pastor, responda a las directrices de nuestra Iglesia y que nos lleve a vivir un Año Santo de la Misericordia de forma más comprometida con los demás, con nuestra sociedad y con nosotros mismos.

La Visita Pastoral es una de las formas, confirmada por siglos de experiencia, con la que el Obispo mantiene el contacto personal con el clero y con los otros miembros del Pueblo de Dios. Es una oportunidad para reanimar la vocación y misión de los agentes evangelizadores, felicitarlos, animarlos y consolarlos: es también la ocasión para invitar a todos los fieles a la renovación de la propia vida cristiana y a una acción apostólica más intensa. La visita permite al Obispo, además, examinar la eficiencia de las estructuras y de los instrumentos destinados al servicio pastoral, dándose cuenta de las circunstancias y dificultades del trabajo evangelizador, para poder determinar mejor las prioridades y los medios de la pastoral orgánica.

ARQUI PUEBLA
APLICACIÓN GRATUITA DE LA IGLESIA

Con el fin de satisfacer las necesidades de información de los fieles, la Oficina de Prensa de la Arquidiócesis de Puebla pone a disposición de la sociedad, la aplicación Arqui Puebla descargable en los dispositivos móviles de forma gratuita, para iOS y Android.

La era digital está contribuyendo a que surja una nueva «ágora», una plaza pública y abierta, en la que las personas comparten ideas, informaciones, opiniones, y donde, además, nacen nuevas relaciones y formas de comunidad, es por ello que la Arquidiócesis de Puebla ofrece este nuevo servicio a todos los fieles.

CONSTRUYAMOS LA PAZ Y EL BIEN COMUN ENTRE TODOS

La Arquidiócesis de Puebla se suma al llamado de la Conferencia del Episcopado Mexicano para que todos los actores de la sociedad busquemos caminos de paz, justicia y solidaridad, resolviendo de manera inteligente y creativa los grandes retos que se nos presentan. La disposición para construir la paz y el bien común entre nosotros, es la mejor forma de fortalecer nuestra unidad.

Pedimos ser sensibles a las necesidades cotidianas de la gente, a mirar desde abajo y no solamente desde arriba. No es correcto imponer leyes sin tomar en cuenta la realidad y el sentir que vive la gente, sobre todo los más desamparados.

Exhortamos a los ciudadanos para que su descontento manifiesto, y su malestar, comprensible, se encaucen a través de medios pacíficos, creativos y respetuosos de la ley. Nunca la violencia, el vandalismo, el saqueo o la afectación a las vías de comunicación serán el camino. Evitemos la confrontación estéril y la anarquía, pues estas conductas no resuelven los grandes problemas del País, sino que dividen aún más a la Nación. Llamamos a todos los miembros de la Iglesia Católica, a solidarizarnos especialmente con los más afectados.

Nuestros desafíos actuales, debemos verlos como una oportunidad, una ocasión, para asumir la responsabilidad que cada uno de nosotros tenemos en los espacios sociales que habitamos y compartimos, dejando atrás la indiferencia, el egoísmo y la insensibilidad de unos con otros, causa del lastre de la corrupción, la impunidad, el abuso y la avaricia.

La gran historia de nuestro Pueblo nos demuestra que en los momentos duros y difíciles hemos sido capaces de trazar caminos de virtud y solidaridad. El desarrollo humano integral, para todos, es el desafío de gobernantes y gobernados.

Sabiendo que la paz es don de Dios y tarea de los hombres, acogido en el misterio de la vida en relación con los otros seres humanos y con la creación. Dejémonos mirar por la ternura de Santa María de Guadalupe, Reina de la Paz, que nos reconcilia siempre sembrando esperanza, generosidad y fraternidad.