Boletín jun. 8 / 2017

codicosComisión Diocesana de Comunicación Social
Arquidiócesis de Puebla

 

Puebla, Pue., 8 de junio de 2017
Boletín 29 / 2017

 

MONS. FRANCO COPPOLA, NUNCIO APOSTÓLICO EN MÉXICO
SE REUNE CON SACERDOTES POBLANOS

Este jueves 8 de junio, con motivo de la fiesta de Jesús Sumo y Eterno Sacerdote, la Arquidiócesis de Puebla recibió la visita del Nuncio Apostólico en México, Mons. Franco Coppola.  Alrededor de las 10:00 am, el Sr. Arzobispo,  Mons. Víctor Sánchez Espinosa  junto con el cabildo catedralicio lo recibieron en la Catedral de Puebla. De ahí se trasladaron al Seminario Palafoxiano donde más de 500 sacerdotes lo esperaban para tener un encuentro con el representante del Papa en México.

Después de la conferencia sobre Megatendencias globales y religiosas hacia el 2030 impartida por Mons. Juan Armando Pérez Talamantes, Obispo Auxiliar de Monterrey, se llevó acabo el diálogo entre Mons. Franco Coppola y los sacerdotes y religiosos poblanos.

Durante el mensaje de bienvenida por parte de Mons. Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, le agradeció que dispusiera este día para visitar Puebla y le pidió que está fuera la primera de muchas visitas.

Durante el diálogo del Nuncio Apostólico con el presbiterio poblano, narró el momento en que el Papa Francisco -hace un año- le pide venir a la Nunciatura de México y compartió su especial cariño y cercanía a la Virgen  de Guadalupe. Mons. Coppola invitó a los sacerdotes a realizar cotidianamente tres actividades, orar, caminar y compartir. Les pidió estar conscientes de que hoy se vive un cambio de época, donde las nuevas generaciones hablan un idioma diferente.

Mons. Coppola, durante la Misa, les dijo a los sacerdotes que la fiesta de Jesús Sumo y Eterno Sacerdote se presenta como un desafío el cambio de época, donde las homilías  deben hablar el lenguaje de los jóvenes. Les recordó que no sólo están llamados a celebrar sacramentos: "el sacerdote del Nuevo Testamento se entrega, en presente, cuya vida es un testimonio de entrega continúa".

El encuentro terminó con la comida donde el Nuncio Apostólico saludó y se tomó fotos con los asistentes