CONFERENCIA DEL EPISCOPADO MEXICANO EN OCASIÓN DEL INICIO DEL CÓNCLAVE

Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Prensa

CEMimg

 

 

 

 

 

 

Hermanas y hermanos:

 

En este Año de la Fe, en el marco del tiempo cuaresmal, hoy 12 de marzo de 2013, 115 cardenales electores se reúnen para dar inicio al Cónclave, en el que habrán de pedir a Dios las luces necesarias para que, mediante la oración, la reflexión y el diálogo, puedan descubrir al que el Señor ha elegido para ser el nuevo Sucesor de san Pedro.

 

Al inaugurar solemnemente su ministerio petrino, el ahora Papa emérito Benedicto XVI, recordando el Cónclave en el que resultó elegido, dijo: “¿Cómo 115 obispos, procedentes de todas las culturas y países, podían encontrar a quien Dios quería otorgar la misión de atar y desatar? Una vez más, lo sabíamos; sabíamos que no estamos solos, que estamos rodeados, guiados y conducidos por los amigos de Dios” (Homilía en la inauguración solemne del Pontificado, 24 de abril de 2005).

 

Quienes hemos recibido el gran don de la fe, sabemos que la elección del Papa, aún contando con la mediación humana, está en última instancia en manos de Dios; Él fue quien reveló la identidad de Jesús a Simón para que confesara: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”, entonces el Señor declaró: “Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” (Mt 16,13-18).

 

Meditando en estas palabras, san Juan Crisóstomo comenta: “Cristo da a Pedro lo que a sólo Dios compete, es decir, el perdonar los pecados y hacer inmutable a la Iglesia en medio de tantas tempestades, persecuciones y tentaciones (homiliae in Matthaeum, 54,2).

 

La Constitución Apostólica Universi Dominici gregis, recuerda que en este tiempo la Iglesia está unida a los cardenales electores, pidiendo a Dios un nuevo Papa, como don de su bondad y providencia (cfr. n. 84). Con esta conciencia, la Conferencia del Episcopado Mexicano invita a las y a los católicos de México, así como a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a unirnos en oración, rogando al Señor que, por intercesión de Santa María de Guadalupe, nos conceda un nuevo Pontífice según su voluntad, a quien ya desde ahora expresamos nuestro amor, respeto, obediencia y fidelidad.

 

Por los obispos de México:

 

 

 

+Javier Navarro Rodríguez                              +Eugenio Lira Rugarcía

      Vicepresidente de la CEM                           Secretario General de la CEM