Homilias Dominicales

Homilía jun. 25 / 2017

Categoría de nivel principal o raíz: Prensa

NO TENGAN MIEDO
DOMINGO XII DEL TIEMPO ORDINARIO

 

Puebla, Pue., a 18 de junio de 2017

 

El hombre de hoy vive en un constante miedo. El miedo no lo deja salir al encuentro con Dios y con el Hermano.

La fortaleza no es propia del hombre, es Dios es quien da la fuerza al hombre, para poder cumplir su voluntad.

En la Primera Lectura, Jeremías después de dejarse llevar por Yahveh su Dios, queda fortalecido de Él, ya no hay miedo para hablar. Denuncia con seguridad y sus adversarios serán castigados.

Leer más

Homilía jun. 18 / 2017

Categoría de nivel principal o raíz: Prensa

“Luz es tu Palabra para mi camino”
XI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO,
JESÚS ENVÍA A SUS APÓSTOLES

 

Puebla, Pue., a 18 de junio de 2017

 

“… vayan y anuncien que ya está cerca el Reino de Dios” (cfr. Mt.10, 7)

Jesús al ver a la multitud, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos:

«La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de la mies que envíe trabajadores para la cosecha.»

Leer más

Homilía jun. 4 / 2017, Pentecostes

Categoría de nivel principal o raíz: Prensa

“Como el Padre me ha enviado, así los envío yo: reciban al Espíritu Santo”
Domingo de Pentecostés  Ciclo  A
Hechos 2,1-11; 1 Cor 12, 3-7. 12-13;  Jn 20, 19-23

 

Puebla, Pue., a 4 de junio de 2017 

 

Estimados hermanos celebramos el Domingo de Pentecostés, culmina la fiesta de la Pascua, los cincuenta días en los que celebramos la Resurrección de Jesucristo. El Espíritu Santo, don del Resucitado a su Iglesia, es el protagonista de este día. Jesús, tal y como les había prometido antes de su pasión y muerte, no deja huérfanos a sus seguidores, sino que envía el Espíritu Santo para que sea “el alma de la Iglesia naciente”. El Espíritu es el inicio de una nueva creación. Tal y como nos lo describe san Juan en el Evangelio, Jesús resucitado se aparece a los discípulos, y sopla sobre ellos, como Dios que insufló su aliento vivificador en Adán al crearlo, les infunde el Espíritu Santo, creando una nueva humanidad. Revela el misterio de Dios a todos los pueblos, uniéndolos en un único pueblo, la Iglesia (prefacio “el misterio de Pentecostés”).

Leer más

Homilía jun. 11 / 2017

Categoría de nivel principal o raíz: Prensa

Al Dios que es, que era y que vendrá (Ap 1,8)
X DOMINGO DE PASCUA CICLO A

 

Puebla, Pue., a 11 de junio de 2017 


Con la celebración de Pentecostés hemos concluido el tiempo pascual, pero nuestra liturgia es una realidad dinámica, va siempre in crescendo; el hecho de dividir el ciclo litúrgico en periodos es solamente para ayudarnos a reconocer los diferentes momentos del misterio de Cristo, pero en realidad es un solo movimiento que nos impulsa a ir siempre más arriba, al encuentro con Dios.

Leer más

Homilía may. 28 / 2017

Categoría de nivel principal o raíz: Prensa

LA ASCENCION DE JESUS AL CIELO
EL NOS INVITA A SER MENSAJEROS DE PAZ

VII DOMINGO DE PASCUA CICLO A

Puebla, Pue., a 21 de mayo de 2017 

 

Hoy celebramos envueltos de alegría la Ascensión de Jesús al cielo; los discípulos encerrados en sus miedos escuchan las palabras del Resucitado: “Vayan, pues, y hagan discípulos a todos los pueblos”

El autor del libro de los Hechos de los Apóstoles, nos ha presentado en varios momentos el encuentro del Resucitado con sus discípulos, durante cuarenta días, El los prepara para la misión. Jesús les promete el Espíritu Santo, para que sean sus testigos en todos los rincones de la tierra, y desaparezcan sus miedos y temores.

Leer más

Homilía may. 21 / 2017

Categoría de nivel principal o raíz: Prensa

“Luz es tu Palabra, para mi camino”
VI DOMINGO DE PASCUA CICLO A

 

 Puebla, Pue., a 21 de mayo de 2017

NO LOS DEJARÉ SOLOS

 “Yo le rogaré al Padre, y Él les enviará otro consolador” (cfr. Jn.14, 16)

-Amor y mandamientos 

Nos insiste hoy Jesús en el Evangelio en que quien le ama guarda sus mandamientos y, también, en lo que puede ser un matiz algo distinto: la aceptación y guarda de esos mandamientos es señal de que se le ama.

Nos pueden extrañar algo estas expresiones de Jesús si no damos el verdadero sentido a lo que Jesús entiende por mandamiento. No se trata aquí, en primer lugar, de normas o prescripciones, sino del mensaje y enseñanza de Jesús en su conjunto. Jesús se dirige en este momento a sus discípulos y les está incitando a la acogida de la Palabra de Dios y a su seguimiento. Es la invitación a entrar en una lógica y dinámica de amor, siempre bajo la perspectiva de la libertad y la opción personal.

Ni el miedo ni la obligación es algo importante en el seguimiento de Jesús. Y aunque el amor nos puede llevar a ser exactos cumplidores de ciertos detalles y obligaciones, siempre como cristianos lo debemos de hacer bajo el impulso del amor.

-Algunos rasgos del amor cristiano 

Vamos a llamar este amor cristiano, aunque sea algo que lo trasciende porque de alguna manera está implicado en él el amor del Padre. A este amor lo llama el Nuevo Testamento ágape y tiene unos rasgos distintivos y específicos comparado con el amor humano o eros.

La fuente originaria de este amor es Dios; de él procede gratuita y generosamente. Nunca es interesado o justiciero. Se anticipa siempre a la respuesta del hombre. Dios no nos ama porque seamos buenos, sino que somos buenos porque Dios nos ama.

Es un amor que tiende a expandirse, a comunicarse. Supera toda ruptura y toda división. Es comunidad en Dios y hace comunidad, iglesia, entre los hombres. Este es el amor de Dios que se ha manifestado en Jesús y este es el amor que Jesús quiere en sus discípulos, y desde esta perspectiva hay que entender lo de cumplir los mandamientos. Este amor brota de Dios y sólo vive dentro del Espíritu de Dios.

El mundo no puede recibirlo porque ni lo ve ni lo conoce. Mundo al que designa a aquellas personas que son incapaces de sobrepasar el nivel empírico de la realidad donde reina el amor interesado y egoísta, la actitud hedonista. Con esto no queremos decir que en el amor humano siempre sea así.

En el amor humano aparecen destellos de generosidad y reciprocidad que reflejan el amor de Dios. La presencia en el mundo de este amor cristiano es, sin duda, el mejor testimonio y la mejor razón de nuestra esperanza de la que San Pedro nos habla en la segunda lectura de este domingo.

- A la presencia del Espíritu Jesús parece unir la vigencia y perseverancia de este amor.

A sus discípulos Jesús les promete otro Defensor que estará siempre con ellos. Es llamado Espíritu de la verdad. El garantizará la presencia de Jesús y la del mismo Padre. Esto lleva a una inhabitación muy especial de Dios en el hombre que desconoce esta presencia de Dios. Los libros del Nuevo Testamento están llenos de esta presencia y fuerza del Espíritu, de forma que no se entiende sin él el origen y crecimiento del cristianismo. En la lectura de los Hechos de este domingo, en la primera lectura, encontramos un texto referente al Espíritu Santo de lo más significativo. Felipe había bautizado a los habitantes de Samaría en el nombre del Señor Jesús, pero luego bajan Pedro y Juan, los apóstoles, a confirmarlos en el Espíritu. "Entonces les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo". La vida de la Iglesia no se entiende ni explica sin esta presencia del Espíritu Santo.  Tampoco se entiende la vida cristiana personal sin los frutos y los dones del mismo Espíritu.

Jesús insiste en el Evangelio de hoy a los discípulos en que no los dejará solos y que dentro de poco lo volverán a ver. Sin duda se refiere a la presencia de ese Defensor. Aunque físicamente Jesús se separará de ellos, les recuerda, que sigue viviendo y estando a su lado, aunque de otro modo. Dentro de unos días, y una vez que Jesús haya ascendido al cielo, la Iglesia celebrará la fiesta de Pentecostés, la venida del Espíritu. Entonces se harán realidad las palabras de Jesús.

La vida del cristiano está centrada en el amor y en el Espíritu, y aun estas dos cosas son una: Amor. Porque Dios es amor, el Espíritu Santo representa al amor y la enseñanza de Jesús se resume en el amor.

Sea alabado Jesucristo.

Pbro. José Ramón Reina de Martino

 

Homilía may. 14 / 2017

Categoría de nivel principal o raíz: Prensa

“Jesucristo, camino vivo y verdadero”
V  DOMINGO DE PASCUA CICLO A

 

Puebla, Pue., 14 de abril de 2017

 

 

Estamos celebrando el quinto domingo de Pascua y nos vamos acercando al final de estos cincuenta días en los que, con gran alegría, hemos hecho presente el misterio que nos ha reconciliado con Dios.

La cincuentena pascual concluye con la fiesta de Pentecostés, pero antes hay otra celebración igualmente importante: la Ascensión del Señor; es por ello que la liturgia nos propone en estos dos últimos domingos, este y el próximo, dos párrafos del capítulo 14 del Evangelio de Juan. Este capítulo 14 se ubica en el contexto de la Cena Pascual, durante la cual Jesús dirige sus últimas palabras a sus discípulos, prácticamente como si se estuviera despidiendo. Imaginemos un poco la escena, Jesús está con sus discípulos, les ha anunciado que está por dejarlos, por lo que inmediatamente surgen las dudas, las inseguridades sobre qué es lo que va a suceder con ellos, lo qué les espera.

Leer más

Homilía may. 7 / 2017

Categoría de nivel principal o raíz: Prensa

Jornada Mundial de Oración por las vocaciones
IV  DOMINGO DE PASCUA CICLO A

 

Puebla, Pue., 7 de abril de 2017

 

Domingo del Buen Pastor
Hechos 2,14.36-41; 1 Pedro 2, 20-25; Jn 10,1-10

Estimados hermanos, seguimos celebrando la alegría de la Pascua de Jesús, este Domingo Cuarto del tiempo Pascual, se conoce popularmente como el Domingo del Buen Pastor, ya que en el Evangelio, nos resalta la figura de Jesús como Buen Pastor, junto con las dos lecturas que hemos escuchado nos hace eco de este mensaje. Donde todos nosotros, sus seguidores, seríamos el rebaño. El pastoreo de Jesús se manifiesta en la Eucaristía, así Jesús nuestro Buen Pastor, cada domingo nos preside la celebración, nos habla a través de su Palabra, para que escuchemos su voz que nos invita a seguirlo y nos ofrece el ejemplo de su vida para que caminemos tras sus huellas, nos alimenta con su propio cuerpo para que tengamos vida, así quien lo sigue “encontrará pastos” que dan vida, haciéndose realidad las palabras del salmista: “en verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas” (cfr. Sal 22).

Leer más

Homilía abr. 23 / 2017

Categoría de nivel principal o raíz: Prensa

La alegría de los discípulos al ver al Señor
II DOMINGO DE PASCUA

  

Puebla, Pue., 23 de abril de 2017

 

Durante la Cincuentena Pascual estaremos escuchando el libro de los Hechos de los Apóstoles donde se narra el nacimiento de las primeras comunidades cristianas y el anuncio del Evangelio.

Este domingo, Segundo de Pascua, el autor nos presenta después de Pentecostés a la Comunidad de Jerusalén: a María y a los Apóstoles. Es el reflejo de las primeras comunidades que se irán formando en torno a la doctrina del Resucitado. Sus fortalezas serán; la fidelidad a la catequesis, la comunión de los bienes, la celebración semanal de la “Fracción del Pan” y la oración en común. Todo esto llevará a dar un sentido de identidad y pertenencia a esas Primeras Comunidades Cristianas.

Leer más

Homilía abr. 16 / 2017

Categoría de nivel principal o raíz: Prensa

“Luz es tu Palabra para mi camino”
DOMINGO DE PASCUA
ESTE ES EL DÍA DEL TRIUNFO DEL SEÑOR

Puebla, Pue., 16 de abril de 2017

 

¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza!

En este domingo radiante de Vida, la Iglesia nos invita a participar del gozo de la Resurrección del Señor. Se nos invita a participar (no a mirar desde fuera), a hacer nuestra esta alegría, como cuando se toma parte en una fiesta... Y esta es la fiesta más grande: es la Pascua: la del Señor y la nuestra.

Pascua: paso de la muerte a la Vida, a la vida gloriosa de los hijos de Dios, Vida que ya se nos da en Cristo Resucitado, al que ahora celebramos.

Leer más