Saltar al contenido

Boletín dic. 22 / 2010, Año Jubilar para Puebla

    Dimensión de ComunicaciónComisión Diocesana de Comunicación Social
    Arquidiócesis de Puebla

     

    Puebla, Pue., 22 de diciembre de 2010
    Boletín 64 / 2010

    COMIENZA EN PUEBLA AÑO PALAFOXIANO;
    EL PAPA CONCEDE AÑO JUBILAR CON INDULGENCIA PLENARIA

    En la víspera del 371 aniversario de la consagración episcopal del Venerable Obispo Juan de Palafox y Mendoza, que será beatificado en Osma, España, el 1 de mayo de 2011, el próximo domingo 26 de diciembre, Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, inaugurará solemnemente el Año Palafoxiano con una Misa que presidirá en Catedral a las 10:00 hrs., durante la cual, dará lectura al Decreto por el cual, el Papa Benedicto XVI, a través de la Penitenciaría Apostólica, concede a Puebla un Año  Jubilar y la gracia de la Indulgencia Plenaria, que los fieles que visiten en peregrinación la Catedral de Puebla y otros templos designados por el Sr. Arzobispo, podrán recibir a partir del 26 de diciembre del presente año 2010 hasta el fin del año 2011.

    En el Decreto de la Penitenciaría Apostólica, firmado en Roma el 20 de diciembre por el Penitenciario Mayor, Cardenal Fortunato Baldelli, y por el Regente, Mons. Francisco Girotti, se señala que los ancianos, los enfermos y todos los que por causa grave no pueden salir, podrán ganar la Indulgencia Plenaria, ofreciendo sus oraciones y dolores. También podrán obtenerla quienes por un espacio de tiempo conveniente hagan piadosas meditaciones y concluyan rezando el Padre Nuestro, el Credo, la oración a la Virgen María y al Beato Juan de Palafox. El Arzobispado de Puebla agradece al Sr. Nuncio Apostólico, Mons. Christophe Pierre, sus gestiones para la concesión de esta gracia para los católicos poblanos.

    LA INDULGENCIA PLENARIA Y LAS CONDICIONES PARA OBTENERLA

    La Indulgencia Plenaria es la remisión ante Dios de la pena temporal merecida por los pecados ya perdonados en cuanto a la culpa, que el fiel, cumpliendo determinadas condiciones, obtiene para sí mismo o para los difuntos, mediante el ministerio de la Iglesia. Para obtener esta indulgencia, es preciso estar en estado de gracia mediante la confesión sacramental, tener el propósito de evitar el pecado, recibir la sagrada Eucaristía y ofrecer por las intenciones del Papa un “Padre Nuestro” y un “Avemaría”. Para varias indulgencias plenarias basta una confesión sacramental, pero para cada Indulgencia Plenaria se requiere una distinta Comunión y una distinta oración por las intenciones del Papa. Sólo puede obtenerse una Indulgencia Plenaria al día.

     

    JUAN DE PALAFOX Y MENDOZA

    Juan de Palafox y Mendoza nació en Fitero, España, en 1600. Estudió Cánones y Leyes. Fue administrador del Marquesado de Ariza, Fiscal del Consejo de Guerra y del Consejo de Indias. Sintiendo la llamada de Dios, fue ordenado sacerdote a los 29 años de edad. El 27 de diciembre de 1639 fue consagrado Obispo de Puebla, de la que tomó posesión el 22 de julio de 1640. El Rey lo designó Visitador, Presidente de la Real Audiencia, Juez de Residencia, Virrey de la Nueva España y Arzobispo electo de México.

    En 1644 fundó los colegios de San Pedro y San Pablo (hoy Seminario Palafoxiano), a los que dotó de una excelente biblioteca (hoy llamada Palafoxiana), que contaba con cinco mil libros e instrumentos científicos, que puso al servicio de toda la gente.

    Reinició la construcción de la Catedral y la consagró en 1649. Erigió 36 templos y restauró 150 edificaciones, dedicando muchas de ellas al servicio de los más necesitados. Gran escritor y promotor del arte y la cultura, Palafox luchó contra la corrupción, y fue un decidido y eficaz defensor de los pobres y de los indígenas. Salió de Puebla en 1649, y en 1654 fue designado Obispo de Osma, España, donde vivió al servicio de los pobres, hasta su tránsito a la vida eterna, el 1 de octubre de 1659.

     

    16 de septiembre 901, Centro Histórico, C.P.72000, Puebla, Pue. Tel/fax: 222 264 30 00
    email: prensaarquidiocesis@gmail.com