Saltar al contenido

Boletín mar. 29 / 2013, Viernes y Sábado Santo

    Dimensión de ComunicaciónComisión Diocesana de Comunicación Social
    Arquidiócesis de Puebla

     

    Puebla, Pue., 28 de marzo de 2013
    Boletín 25 /2013

     

    VIERNES SANTO, CENTRADO EN LA PASIÓN

    El Viernes Santo, centrado en la Pasión, es un día de ayuno y abstinencia, orientado a la contemplación de la Cruz, en la que Jesús nos manifiesta hasta dónde es capaz de llegar Dios en su amor por nosotros, (Cfr. Ef 3, 18-19). El ayuno que han de observar quienes tengan entre 18 y 59 años consiste en hacer una sola comida fuerte al día y dos muy ligeras.

    La abstinencia, que han de observar los mayores de 14 años, consiste en no comer carne roja. Así estamos mejor dispuestos para recordar, actualizar, celebrar y vivir el Amor de Dios que se nos manifiesta en Jesucristo, quien entregó su vida para salvarnos del pecado, convocarnos en su Iglesia, darnos al Espíritu Santo y hacernos hijos de Dios, participes de su vida plena y eterna.

     

    OFICIOS PROPIOS DEL VIERNES SANTO

     Lo anterior lo contemplamos a través del rezo del Vía crucis, que en Catedral será presidido por el Sr. Arzobispo a las 10:00 am. También los fieles podrán participar del sermón de las siete Palabras de Jesús en la Cruz o asistir a la gran procesión de Viernes Santo que saldrá del atrio de Catedral a las 12:00 del mediodía. Por la tarde se lleva a cabo el Oficio Litúrgico de la proclamación de la Palabra de Dios, la adoración de la Cruz, la oración universal y la distribución de la Santa Comunión. Esta celebración se llevará a cabo en Catedral a las 17:00 Hrs. y a las 19:00 hrs. tendremos el Pésame a la Virgen. Por una antigua tradición, en este día en ninguna parte del mundo se celebra la Santa Misa. Los fieles que en gracia de Dios participan en el Vía Crucis o en la Adoración de la Cruz, si comulgan y rezan por las intenciones del Papa, pueden recibir la indulgencia plenaria.

     

    SÁBADO SANTO, SOLEMNE VIGILIA PASCUAL

    El Sábado Santo la Iglesia unida espiritualmente a María, permanece en oración ante el sepulcro de Jesús. Según una tradición muy antigua, en ninguna parte del mundo hay celebraciones especiales, ni Misas hasta que por la noche se tiene la solemne Vigilia Pascual, mucha gente sigue llamando a este día “sábado de Gloria”, a pesar de que desde la reforma ordenada por Pío XII en 1951, ya no se celebra la “gloria” de la Resurrección el sábado por la mañana, sino por la noche, al empezar el Domingo siguiendo los Evangelios.

    La Vigilia Pascual constan de tres partes: la bendición del fuego y el encendido del Cirio, signo de Cristo Resucitado que disipa la oscuridad del pecado y de la muerte. Luego se canta el “Pregón Pascual”, y se proclama la Palabra de Dios. Posteriormente se realiza la liturgia Bautismal y se celebra la liturgia Eucarística. Los fieles en gracias de Dios renuevan sus compromisos bautismales, si comulgan y rezan por las intenciones del Papa, pueden recibir la Indulgencia Plenaria.

     

    16 de septiembre #901, Col. Centro Histórico, C.P. 72000, Puebla, Pue. Tel./Fax.: 222 264 30 00,
    email: prensaarquidiocesis@gmail.com