Saltar al contenido

Boletín may. 17 / 2015, 49 Jornada Mundial de Comunicación

    Dimensión de ComunicaciónComisión Diocesana de Comunicación Social
    Arquidiócesis de Puebla

     

    Puebla, Pue., a 17 de mayo de 2015
    Boletín 24 / 2015

     

    COMUNICAR LA FAMILIA:
    AMBIENTE PRIVILEGIADO DEL ENCUENTRO EN LA GRATUIDAD DEL AMOR

    Hoy la Iglesia celebra la 49º Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, por lo que el Papa Francisco ha dedicado su mensaje a la familia, “una realidad concreta que se ha de vivir” y no un modelo abstracto. En ese sentido, el lema para este año es “Comunicar la familia: ambiente privilegiado del encuentro en la gratuidad del amor”.

    Su Santidad plantea que “volver a este momento originario nos puede ayudar, tanto a comunicar de modo más auténtico y humano, como a observar la familia desde un nuevo punto de vista”. Destaca que “el desafío que hoy se nos propone es, por tanto, volver a aprender a narrar, no simplemente a producir y consumir información”.

    La Jornada, que se celebrará en la Fiesta de la Ascención del Señor, se inspirarse en el evangelio de la visita de María a Isabel, dice el mensaje del Papa. “Este episodio nos muestra ante todo la comunicación como un diálogo que se entrelaza con el lenguaje del cuerpo”. Asimismo, “exultar por la alegría del encuentro es, en cierto sentido, el arquetipo y el símbolo de cualquier otra comunicación que aprendemos incluso antes de venir al mundo”.

    El Papa subraya que “después de llegar al mundo, permanecemos en un ‘seno’, que es la familia. Un seno hecho de personas diversas en relación” donde “la familia es el ‘lugar donde se aprende a convivir en la diferencia’”.

    El mensaje explica además que “lo que nos hace entender en la familia lo que es verdaderamente la comunicación como descubrimiento y construcción de proximidad es la capacidad de abrazarse, sostenerse, acompañarse, descifrar las miradas y los silencios, reír y llorar juntos, entre personas que no se han elegido y que, sin embargo, son tan importantes las unas para las otras”.

    Ante este realidad de la familia, el Pontífice comenta que “no existe la familia perfecta, pero no hay que tener miedo a la imperfección, a la fragilidad, ni siquiera a los conflictos; hay que aprender a afrontarlos de manera constructiva. Por eso, la familia en la que, con los propios límites y pecados, todos se quieren, se convierte en una escuela de perdón”.

    El texto recoge una mención especial a las familias que tienen hijos afectados por alguna discapacidad. Sobre ellas, Francisco explica que “el déficit en el movimiento, los sentidos o el intelecto supone siempre una tentación de encerrarse; pero puede convertirse, gracias al amor de los padres, de los hermanos y de otras personas amigas, en un estímulo para abrirse, compartir, comunicar de modo inclusivo; y puede ayudar a la escuela, la parroquia, las asociaciones, a que sean más acogedoras con todos, a que no excluyan a nadie”.

    Por otro lado, el Papa cree que “en un mundo donde tan a menudo se maldice, se habla mal, se siembra cizaña, se contamina nuestro ambiente humano con las habladurías, la familia puede ser una escuela de comunicación como bendición”.

    La última parte trata del papel de los medios de comunicación más modernos, “que son irrenunciables sobre todo para los más jóvenes”, “pueden tanto obstaculizar como ayudar a la comunicación en la familia y entre familias”. Algo que sucedería si “se convierten en un modo de sustraerse a la escucha, de aislarse de la presencia de los otros, de saturar cualquier momento de silencio y de espera, olvidando que ‘el silencio es parte integrante de la comunicación y sin él no existen palabras con densidad de contenido’.

    Y, al contrario, se pueden favorecer “si ayudan a contar y compartir, a permanecer en contacto con quienes están lejos, a agradecer y a pedir perdón, a hacer posible una y otra vez el encuentro”. En definitiva, “la familia, en conclusión, no es un campo en el que se comunican opiniones, o un terreno en el que se combaten batallas ideológicas, sino un ambiente en el que se aprende a comunicar en la proximidad y un sujeto que comunica, una ‘comunidad comunicante’”.

     

    16 de septiembre #901, Col. Centro Histórico, C.P. 72000, Puebla, Pue. Tel./Fax.: 222 264 30 00,
    email: prensaarquidiocesis@gmail.com