Saltar al contenido

Circular 08 / 20, Medidas de Prevención COVID-19

    Circular 08/20

    A TODOS LOS SACERDOTES DIOCESANOS Y
    RELIGIOSOS, A LA VIDA CONSAGRADA, A LOS
    SEMINARISTAS, A LOS MINISTROS
    EXTRAORDINARIOS DE LA COMUNIÓN Y A
    TODOS LOS FIELES LAICOS DE LA
    ARQUIDIÓCESIS DE PUEBLA.

    Estimados hermanos:

    De manera oficial hemos recibido la noticia de los primeros casos de personas afectadas en nuestra patria, por la epidemia provocada por el coronavirus (COVID-19), el cual, sabemos, causa enfermedades respiratorias, que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves.

    Las autoridades sanitarias de la Secretaría de Salud, han proporcionado la información necesaria y confiable sobre este virus, asi como las medidas de prevención que debemos poner en práctica para detener en lo posible, el contagio y la propagación del mismo. La Conferencia del Episcopado Mexicano, también ha emitido una serie de recomendaciones que debemos observar, sobre todo para el desarrollo de nuestras celebraciones litúrgicas, colaborando así eficazmente, en el cuidado de nuestra salud.

    Por lo que trasmito estas recomendaciones, que deben ser observadas por todos:

    • Durante el rito de la paz, se suspende el signo dando la mano, en cambio se puede hacer otro signo como la reverencia o un signo de voz.
      La Sagrada Comunión se distribuirá en la mano y no en la boca, siguiendo las normas de la Iglesia, por lo cual, pido a los Presbíteros que instruyan a los fieles mediante una catequesis adecuada.
    • Asumimos además, las medidas recomendadas por la Dirección General de Promoción de la Salud, por lo cual, pido también a los ministros ordinarios y extraordinarios de la comunión que, antes y después de distribuir la Sagrada Comunión, utilicen un gel con base de alcohol al 70%, y los fieles que presenten síntomas de algún padecimiento respiratorio, eviten la asistencia a la Eucaristía y acudan con prontitud a recibir asistencia médica.

    Oramos por las personas que ya han sido afectadas por este virus y por los que han fallecido a causa de él; y rogamos al Padre, por medio de la intercesión maternal de Santa María de Guadalupe, para que pronto se encuentre una cura eficaz. De corazón les envío mi bendición de padre y pastor.

    Puebla de los Ángeles, 28 de febrero de 2020.

     

    +VÍCTOR SÁNCHEZ ESPINOSA
    Arzobispo de Puebla

    Por mandato de S.E.R.
    Mons. Herminio Vázquez Pérez
    Secretario Canciller