Saltar al contenido

Circular 12 / 22, Reconstruir la Paz

    Circular 12 /22

     

    A TODOS LOS SACERDOTES, VIDA CONSAGRADA
    Y FIELES LAICOS DE LA ARQUIDIÓCESIS DE PUEBLA

     

    Estimados hermanos:

    En la noche de su pasión, cuando se disponía a entregar su vida por nosotros, Jesús, el Señor, nos ha hecho esta promesa: «Mi paz les dejo, mi paz les doy, no como la da el mundo no se turbe su corazón ni tengan miedo» (Juan 14, 27).

    Confiando en esta promesa, nosotros, los discípulos de Jesús, nos unimos para orar por la justicia y la reconciliación en nuestra patria, conscientes de nuestra vocación de ser constructores de paz.

    Tal como lo han manifestado los Señores Obispos de México, la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos y la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, emprendemos un camino para reconstruir la paz.

    Por eso en nuestra Arquidiócesis se realizarán las siguientes acciones:

    1. En todas las misas del próximo 10 de julio, haremos memoria de todos los sacerdotes, religiosos y religiosas que han sido asesinados en el país y ofreceremos la intención de la eucaristía por su vida, para que su dolor nos acompañe en este camino por la paz. En los templos se pueden colocar fotografías de estos hombres y mujeres que han dado su vida por el pueblo de Dios y han recibido la muerte violenta.
    2. Durante este mes se pueden celebrar misas, horas santas, rosarios y procesiones por la paz y por quienes han muerto victimas de la violencia, se puede invitar a los fieles que han sufrido pérdidas de familiares y amigos por hechos violentos, a que lleven las fotografías de estos hermanos y se pida por ellos en la eucaristía.
    3. Al final de cada eucaristía, les pido que se haga la oración por la paz que se encuentra en el Mensaje de la Conferencia del Episcopado Mexicano, del 4 de julio de 2022.
    4. Hacer difusión en nuestras redes sociales, de imágenes y mensajes de esperanza motivando a nuestros fieles a la confianza y a ser partícipes en este camino de reconciliación social.
    5. En las misas del día 31 de julio pediremos por los victimarios, por sus vidas y la conversión de sus corazones, para que, arrepentidos, vuelvan a la casa de Dios, donde la comunidad les espera como hermanos. NO MÁS VIOLENCIA EN NUESTRO PAÍS.

    Que la maternal intercesión de nuestra Señora de Guadalupe y las oraciones de todos los santos y beatos mexicanos, nos acompañen en estos momentos difíciles de nuestra historia, y su ejemplo nos impulse a ser verdaderos discípulos misioneros de Jesús, portadores de su paz.

    De corazón les envió, con esperanza, mi bendición de padre y pastor. «Santa María de Guadalupe, reina de México, guarda muestra patria y aumenta nuestra fe».

    Puebla de los Ángeles, 8 de julio de 2022

    + VICTOR SANCHEZ ESPINOSA
    Arzobispo de Puebla

    Por mandato de S.E.R.
    Mons. Herminio Vázquez Pérez
    Secretario Canciller