Saltar al contenido

Excmo. Sr. Lic. Don Rosendo Huesca Pacheco (1977-2009)

    Excmo. Sr. Don Rosendo Huesca Pacheco

    Este Dignísimo Prelado es el Duodécimo Prebendado Angelopolitano y el Noveno Alumno del glorioso «Seminario Palafoxiano», que ha ceñido la Arquiepiscopal Mitra de Puebla de los Ángeles. nació en Santa María Ejutla, Oaxaca, el 1 de marzo de 1932, donde cursó su Instrucción Primaria.

    Sintiendo el llamado al estado sacerdotal, en el año de 1943, ingresó en el glorioso “Seminario Palafoxiano”, donde inició sus estudios eclesiásticos; Mons. Octaviano Márquez y Toriz reconociendo sus singulares dotes intelectuales y morales, en 1954, lo envió al “Colegio Pio Latino Americano” de Roma, para proseguir y perfeccionar dichos estudios en la benemérita “Universidad Gregoriana”, donde estudiando las Facultades de Sagrada Teología y de Derecho Canónico, obtuvo el grado de Licenciado en ambas Facultades.

    El 28 de octubre de 1956, recibió el Orden del Presbiterado, en la Basílica de San Pedro, en Roma, de manos del Emmo. Sr. Cardenal Luigi Traglia, Vicedecano del S. Colegio y Canciller de la Santa Romana Iglesia.

    En 1959 fue enviado a la ciudad de New York, inscribiéndose en la Universidad de Fordhams, donde cursó estudios especiales de Psicología y Pedagogía.

    Habiendo regresado a la Patria y antes de ser promovido por la Santa Sede como Obispo Auxiliar de Puebla, desempeñó, con singular eficiencia: Fue además Capellán del Colegio “Miguel Hidalgo” y Examinador Sinodal, en el “Seminario Palafoxiano” los Cargos de Profesor de Ética y Teodicea, Derecho Canónico, Cosmología, Patrología, 2do. Curso de Derecho Canónico, Teología Dogmática Matutina y Psicología de la Educación; desempeñando, además, sucesivamente, los importantes Cargos de Prefecto de Disciplina, Vicerrector, Prefecto de Estudios y finalmente Rector del mencionado Plantel. Fue el “Fundador” y primer “Presidente” de la Organización de Seminarios Mexicanos, y catedrático en la escuela de Psicología de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

    El 6 de mayo de 1968, como premio a sus relevantes méritos, fue nombrado Canónigo Honorario de la S. I. Basílica Catedral, tomando posesión de dicha Canonjía días después.

    El 23 de mayo de 1970, a solicitud de Mons. Márquez y Toriz, S.S. Paulo VI (1962-1978), lo preconizó como Obispo Titular de Temisonio y Auxiliar de Puebla de los Ángeles, siendo solemnemente Consagrado por el mencionado Prelado Angelopolitano, el 24 de agosto de 1970, en la S. I. Basílica Catedral Angelopolitana; el Décimo Quinto Prebendado Angelopolitano Consagrado en la S. I. B. Catedral de Puebla.

    Al fallecer, el 3 de mayo de 1974, el Ilmo. Sr. Vicario General Don J. Ascensión Ochoa Ojeda, fue nombrado, el día 16 de ese mismo mes, Vicario General de la Arquidiócesis.

    Desempeñando este importante Cargo, ha ocupado los Cargos de Vocal de la Comisión Diocesana de Vocaciones, Visitador de Decanatos, Diputado de disciplina del Seminario y Primer Presidente de la Comisión Organizadora del “Congreso Eucarístico Diocesano» celebrado en el año de 1971; en plano nacional, ha desempeñado los cargos de Presidente de la Comisión Episcopal de Seminarios y Vocaciones; en 1974, fue nombrado Miembro de la Delegación Episcopal Mexicana para asistir al “Sínodo Romano” de ese año; en 1975 asumió, durante algunos meses, la dirección del “Seminario Mexicano” en Roma.

    Habiendo fallecido Mons. Márquez y Toriz el 24 de septiembre de 1975, el Venerable Cabildo Metropolitano de Puebla, en la Sesión Capitular celebrada el día 1 de octubre, lo nombró Vicario Capitular de la Arquidiócesis, “Sede Vacante”, Cargo que, con su acostumbrada prudencia y singular benevolencia, desempeñó hasta el 30 de mayo del 1976, en que tomó posesión canónica de la Arquidiócesis el IV Excmo. Prelado Angelopolitano Mons. Ernesto Corripio Ahumada (después Arzobispo Primado de México y Cardenal ), quien, días después, le ratificó el Cargo de Vicario General del Arzobispado que, junto con su Cargo de Obispo Auxiliar del mismo, con laudable y acertada eficiencia, desempeño hasta el 28 de septiembre de 1977, cuando S.S. Paulo VI (1962-1978), le designó VII Arzobispo de Puebla de los Ángeles, por el trasladó de su predecesor al Arzobispado Primado de México.

    En 1978 le eligió Miembro de la Sagrada Congregación para la Educación Católica, y al mismo tiempo, miembro de la Congregación de Religiosos e Institutos Seculares.

    En 1979 fue anfitrión del Papa Juan Pablo II (1978-2005), durante su primera visita Apostólica a Puebla, así como de los participantes a la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano. En 1997 la Conferencia del Episcopado Mexicano le eligió para participar en el Sínodo de Obispos para América realizado en Roma. En Junio de 2001 fue anfitrión del Primer Encuentro Continental Americano de Cultura.

    En Mayo de 2002 acudió al Euroforo del Escorial, en España, invitado por el Consejo Episcopal Latinoamericano, para participar en el Congreso Social que reunió a representantes del Episcopado Latinoamericano y a Obispos de la Unión Europea.

    Estableció la Fundación de Beneficencia Privada “Caritas”, que ofrece ayuda a indigentes, enfermos crónicos, y enfermos en fase terminal, dándoles gratuitamente, casa, vestido, sustento y atención médica, y hospeda y da alimentos gratuitamente a personas de bajos recursos y del medio rural. También fundó el Banco de Alimentos, que distribuye mensualmente varias toneladas de alimentos mediante despensas que se entregan una vez a la semana a más de 10,300 personas de escasos recursos. También creó la Casa del Adolescente y la Estancia Infantil (atendida por Cáritas), la «Casa de la Familia», así como dos casas del Campesino (en Libres y en Cuautlancingo).

    Impulsó la educación en el Estado a través de la Pastoral Social la cual, con el apoyo del Instituto Estatal de Educación para Adultos (IEEA), ha establecido en algunas parroquias centros de alfabetización, y de cursos para la culminación de estudios de primaria y secundaria.

    Fundó una casa de oración, y en San José del Puente otra para servicio de la ciudad, con el nombre de Mons. Octaviano Márquez. En su carácter de Presidente de la Comisión Episcopal de Educación y Cultura, coordinó los trabajos del “Proyecto Educativo de la Iglesia en México” en 1992, en el cual se ofrece una propuesta educacional específica, derivada de la rica experiencia de la Iglesia en materia de educación, y enraizada en los valores propios de la identidad nacional.

    Mons. Rosendo Huesca, después de gobernar a su extensa y laboriosa arquidiócesis, durante 31 años, 4 meses, 8 días, (el primer periodo episcopal más prolongado que registra el “Episcopologio Angelopolitano”), Renunció canónicamente al gobierno pastoral de la Arquidiócesis, al cumplir los 75 años, el 5 de febrero de 2009, cuando el Santo Padre Benedicto XVI (2005-2013) nombró al VIII Arzobispo de Puebla, Mons. Víctor Sánchez Espinoza.

    Siendo Obispo emérito, a la edad de 85 años, estando en su residencia particular en la ciudad de Puebla, a las 3:00 horas del día 25 de noviembre de 2017, el Señor lo llamó a su paternal presencia.

    Sus Restos fueron llevados a la S.I. Catedral donde sus conmovidos sacerdotes y diocesanos le rindieron el póstumo homenaje de su respetuosa veneración y la postrera demostración de su filial cariño el día 27 del mismo mes en que, después de los solemnes Funerales, presididos por el Excmo. Sr. Arzobispo, Don Víctor Sánchez Espinosa, sus Cenizas fueron depositadas en la llamada “Cripta de Obispos” donde descansarán para siempre, en compañía de los de la mayoría de sus ilustres y venerables Predecesores.

    Elogio: “ ”, (“ ”)