Saltar al contenido

Homilía dic. 19 / 2010

    EscudoVictorHOMILÍA DE S. E. MONS. VÍCTOR SÁNCHEZ ESPINOSA,
    ARZOBISPO DE PUEBLA,
    PRONUNCIADA EN LA MISA DOMINICAL EN CATEDRAL,
    Domingo 19 de diciembre de 2010

     

    Queridos hermanos, estamos ya prácticamente en vísperas de la gran fiesta de la Navidad; el próximo viernes y sábado estaremos contemplando, celebrando, el misterio del Niño recién nacido en el pesebre hoy es el  último domingo del Adviento, el cuarto domingo de Adviento y por eso en nuestra corona de adviento yacen los cuatro cirios las cuatrp dominicas las cuatro semans de preparacion que nuestra madre la iglesia nos ofrewcio para que nuestrp cprazon este preparado y el niño dios nazca en el corazón de cada uno de nosotros. el último viernes los invito a que celebremos cristianmamente la navidad es una fiesta religiisoa es una fiesta cristiana catolica, no es uyna fiesta mundana mucho menos pagana.

    La navidad es una fiesta sagrada no es la cena del 24 de diciembre la navidad es la celebracion del misterio de las encarnacione del hijo de dios y en primer lugar tenemos que agradecerle a Dios nuerstro padre el misterio de la encarnaciuon  del hijo de dios y en priemr lugar tenemos queagradecerle a dios mnuestro padre  ese regalo de jesus niño por eso yto los nivito a que a traves de la santa misa a que el 24 por la noche luego el 25 que es d ia de la fiesta participemos en nuestra eucaristoa para que le agradezcamos a dios  bnuestrop señor el don el regalo tan hemorsos de cristo nuestro señor y que despues celebremos en familia tambien la navidad crsitianemtete que cantemos villancicos que arullemos al niño diós que recemos el rosario laletania que leamos los priemros capitulos del evangelio de san lucas que nos narra bellamente lo que paso quellos dias en belen de Judá y luego la conviviencia familiar la alegria la fiesta òr el nacimiento de jesus esa es una forma crsitiana de ceñlbrar el misterio del ancimiento que arrullen al Niño Dios y asi estarmeos celbrandio esta fiesta ebn es te ultimo domingo de asviento el evangelio nos naerra a grandes rasgos el modo en que Cristo