Excmo. Sr. Lic. Don Víctor Sánchez Espinosa (2009- )

VictorSanchezMons. Víctor Sánchez Espinosa nació el 21 de mayo de 1950 en la población de Santa Cruz perteneciente al municipio de Teotlalco, en la mixteca poblana. En 1963 ingresó al Seminario Menor y luego en el Seminario Mayor Palafoxiano, estudió Filosofía y Teología. Fue ordenado sacerdote en 1976. Después de unos meses de ejercer el ministerio sacerdotal en Puebla en 1977 fue enviado a Roma a especializarse en Sagrada Liturgia en el Pontificio Instituto Litúrgico, en San Anselmo. Al volver a Puebla en 1979, fue nombrado Profesor, Director Espiritual y Coordinador de la Dirección Espiritual en el Seminario Mayor Palafoxiano.

En 1980 junto con otros liturgistas, participó en la fundación de la Sociedad Mexicana de Liturgistas (SOMELIT), de la que fue Secretario durante 25 años. En 1995 fue designado Párroco de Nuestra Señora de Ocotlán en la Ciudad de Puebla. Fue Secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal de Pastoral Litúrgica de México, durante 12 años. También fue colaborador en el Departamento de Liturgia del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). El 2 de marzo de 2004 el Papa Juan Pablo II lo nombró Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México y recibió la Ordenación Episcopal el 26 de marzo del mismo año en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. Además de desempeñarse como Vicario General y Episcopal en la VII Vicaría de la Arquidiócesis Primada de México, Mons. Víctor Sánchez Espinosa fue Miembro de la Comisión Episcopal ProColegio Mexicano en Roma para los trienios 2004-2006 y 2007-2009. También fue Representante de la Provincia Eclesiástica de México para el trienio 2004-2006.

Presidente de la Sociedad Mexicana de Liturgistas para el trienio 2006-2008, y reelegido para el trienio 2009-2011. En noviembre de 2016, el Club Primera Plana otorgó el premio Ricardo Flores Magón por su contribución a la tolerancia religiosa. En 2007 fue elegido Secretario General del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). Y fue Presidente de uno de los centros de formación del CELAM: el Observatorio Pastoral.

El 5 de febrero de 2009, el Santo Padre Benedicto XVI lo nombró VIII Arzobispo de Puebla, de la que tomó posesión el 2 de abril de 2009 en una emotiva Misa que congregó a cerca de cuarenta mil personas en el Estadio Cuauhtémoc, y a la que acudieron cardenales, arzobispos y obispos de México y de varios países de América Latina. A partir de entonces, Monseñor Sánchez Espinosa ha visitado varias veces la totalidad de las 330 parroquias con todas sus comunidades que forman la Arquidiócesis de Puebla, donde ha sido recibido con gran entusiasmo por miles de fieles; ha sostenido encuentros con sacerdotes, diáconos, personas consagradas, seminaristas y laicos; se ha acercado con gran bondad a toda la gente, haciéndose presente, tanto en las comunidades más pobres de Puebla, como en los eventos culturales y académicos más destacados y en los medios de comunicación.

Su relación con gobernantes, políticos, dirigentes de distintas denominaciones cristianas, profesionales de los medios de comunicación, y organizaciones sociales, ha sido cercana, amable, digna y respetuosa. Las personas que han tenido la oportunidad de tratar con él, han comentado que es notoria su profunda vida espiritual, la cual se manifiesta en la bondad y paz que irradia.

Entre los grandes aciertos de Mons. Sánchez Espinosa en sus primeros meses al frente de la Arquidiócesis de Puebla, destacan la puesta en marcha de la Misión Continental y la Primera Asamblea Diocesana de Pastoral celebrada del 12 al 15 de octubre de 2009, a la fecha se han llevado a cabo once Asambleas Diocesanas de Pastoral del 2009 al 2018. Para el 29 de junio de 2009, Mons. Víctor Sánchez se convirtió en el primer Arzobispo de Puebla en recibir personalmente del Papa Benedicto XVI el palio arzobispal.

En noviembre del mismo año, los Obispos de México, reunidos en su 88ª Asamblea Plenaria, le eligieron Presidente de una de las ocho Comisiones Episcopales: la Comisión Episcopal para la Pastoral Litúrgica, que atiende las siguientes dimensiones: Música Sacra, Piedad Popular, Santuarios, Cuidados de los Bienes Culturales de la Iglesia y Congresos Eucarísticos. fue el Presidente del Departamento de Misión y Espiritualidad del CELAM para el trienio 2011-2015 y que atiende las dimensiones de Catequesis, Liturgia, Piedad Popular, Santuarios y Misión Ad Gentes.

El 11 de octubre de 2013, durante la clausura de la V Asamblea Diocesana de Pastoral, S.E.R. Mons. Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, firmó y leyó el Decreto para dar inicio al V Sínodo Diocesano, con el lema: Nueva etapa Evangelizadora en la Iglesia Angelopolitana e instituyó las Comisiones necesarias. Después de una Asamblea Preliminar celebrada el 14 de Enero del año 2014 y siete Asambleas Sinodales, fue clausurado el 17 de octubre de 2016.

En mayo de 2017 el Centro de Pastoral Litúrgica de Barcelona, España premia a Mons. Víctor por su contribución en la implantación de la reforma de la Pastoral Litúrgica en los países latinoamericanos con el Memorial Pere Tena.

En octubre de 2018 inicia en la Arquidiócesis de Puebla la preparación del Plan Diocesano de Pastoral 2020-2024. A la fecha en 10 años de gobierno eclesiástico en Puebla, el Sr. Arzobispo se ha caracterizado por ser un hombre cercano, sencillo, un pastor con olor a oveja.

Dios, en su infinita Bondad, nos lo conserve por muchos años, para el bien espiritual de muchas almas y acrecentamiento y consolidación de la auténtica vida cristiana en la hoy floreciente Arquidiócesis de Puebla de los Ángeles...

 

Su Escudo 

escudo1Los elementos exteriores del escudo son los que corresponden a la jerarquía arzobispal de Mons. Víctor Sánchez:

Cruz patriarcal de oro, de doble traversa, asomando tras el escudo, el cual remata en su parte superior con el tradicional capelo o sombrero religioso de anchas alas del cual penden, a diestra y siniestra, idénticas series o redecillas de 10 borlas cada una.

Capelo y borlas son verdes, según lo establecido en heráldica para Arzobispos y Obispos (los obispos sólo ostentan 6 borlas verdes a cada lado y su cruz es de una sola traversa). Los Cardenales llevan 15 borlas rojas a cada lado del capelo, también rojo. La Cruz de triple traversa está reservada al Sumo Pontífice y fue muy usada en tiempos pasados.

El escudo de Mons. Víctor es muy sencillo, pero muy significativo. Corresponde plenamente al lema que él escogió para su servicio pastoral al frente de la Arquidiócesis de Puebla: “Apacienta mis ovejas” (“Pasce oves meas”: Jn 21, 17).

Mons. Víctor sabe perfectamente que el Buen Pastor, Cristo Jesús, le ha confiado esta porción de su Iglesia para que, en su nombre, la apaciente él también como buen pastor. El buen pastor da la vida por sus ovejas. Por eso, sobre el fondo color vino, que habla de la sangre, portadora de la vida, destaca el Cordero —Cristo— que abraza su cruz gloriosa y nos invita a seguir fielmente sus huellas.

 

EscudoVictor