Boletín ago. 7 / 2011

codicosComisión Diocesana de Comunicación Social
Arquidiócesis de Puebla

 

Puebla, Pue., 7 de agosto de 2011
Boletín 31 / 2011

 

Juan Pablo II regresa a Puebla
“De corazón me quedo”

Con gran alegría la Conferencia del Episcopado Mexicano  ha comunicado a la Arquidiócesis de Puebla que las Reliquias del Beato Juan Pablo II llegarán al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el día 17 de agosto y estarán peregrinando por las diócesis del país durante cuatro meses.

A petición expresa de muchos creyentes, los Obispos de México en su Asamblea Plenaria, por unanimidad, acordaron solicitar a las Congregaciones para el Culto Divino y de las Causas de los Santos, la visita de las reliquias a nuestro país, lo cual fue aceptado con beneplácito para que las reliquias del “Papa Mexicano” recorran por primera vez el largo y ancho de la República Mexicana, a unos meses de su Beatificación en Roma por Su Santidad Benedicto XVI.

 

La peregrinación dará inicio el próximo 25 de agosto en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe y las reliquias del Papa Juan Pablo II llegarán a la Arquidiócesis de Puebla el día 23 de septiembre a las 8:00 hrs., y saldrán de nuestra Angelópolis el 24 del mismo mes a las 5:00 hrs. hacia la Diócesis de Tehuacán.

 

Las reliquias, catalogadas de primer grado, consisten en una cápsula que contiene sangre del Beato, misma que se expondrá a la veneración pública acompañada de una figura de cera del “Peregrino de la Paz”, revestida con los distintivos pontificios.

El Beato Juan Pablo II, durante su largo y fructífero pontificado, fue un promotor incansable de la paz en el mundo entero, su misma persona transmitía este regalo tan preciado por la humanidad y querido por Cristo Jesús.

El recuerdo y el amor que profesó a nuestra Patria nos debe llevar a fortalecer la fe del pueblo mexicano, en estos momentos en que nuestra nación vive una profunda transformación social y hoy, más que nunca, necesita consolidar procesos de paz y convivencia para que construyamos un México más justo y fraterno.

Hagamos de este acontecimiento una gran oportunidad para profundizar el legado que nos dejó el Beato Juan Pablo II, que fue capaz de cambiar el rostro de la Iglesia al inicio del Tercer Milenio, que transformó vidas humanas e influyó positivamente en la vida de muchas naciones con la fuerza del Evangelio.

Pedimos a Dios nuestro Padre que nos llene de su luz y que por intercesión del Beato Juan Pablo II derrame bendiciones en las familias mexicanas.

16 de septiembre 901, Col.Centro, C.P. 72000, Puebla, Pue., Tel: 264.30.00, E.mail: prensaarquidiocesis@gmail.co