Comunicado ante los hechos en la Catedral de Hermosillo, Sonora

cem

 

Hermosillo, Sonora, a 9 de marzo de 2020

 

 

COMUNICADO ANTE LOS HECHOS OCURRIDOS AL EXTERIOR
DE LA CATEDRAL METROPOLITANA DE HERMOSILLO EL 8 DE MARZO DE 2020

 

Los derechos humanos son inalienables y deben ser respetados y defendidos en todo momento, sobre todo aquellos que han sido vulnerados. Y si para ello es necesario manifestarse públicamente, las manifestaciones son bienvenidas.

Lo ideal es que toda manifestación tenga expresiones que no lastimen los valores, las ideas, las creencias o las posturas sociopolíticas de los demás; la violencia nunca creará la paz.

Sin embargo, aun cuando se den actos de choque que violenten el orden público y trasgredan las reglamentaciones legales, o lastimen la conciencia de las mayorías, nosotros seguimos creyendo en el amor, en la caridad para con todos y en la búsqueda de una paz sin límites. Nuestra esperanza es más grande que cualquier confrontación y la fe nos da la capacidad de leer la voz de Dios en todo, incluso en las acciones que pudieran herir los valores religiosos de los creyentes.

También reconocemos que, como Iglesia, tenemos temas pendientes que resolver ante la sociedad. Sepan que estamos trabajando arduamente en corregir el camino, siempre que sea necesario.

Por otro lado, recordemos que los edificios y monumentos se pueden reparar. Pero el dolor y la violencia que se ejerce contra las personas, termina destruyéndolas interiormente, menoscaba su esperanza, y divide a las familias y a la sociedad en general. Dios nos libre de vernos envueltos en estos actos.

Además, hoy, más que nunca, México necesita que todos nos esforcemos por evitar la polarización y que evitemos que las provocaciones desvíen nuestra atención del objetivo primordial: Ser agentes de paz, de concordia y reconciliación.

La fe nos mueve, pues, a que ningún creyente responda con gestos que expresen resentimiento. Al contrario, queremos llevar consuelo a donde haya dolor, paz a donde haya odio y justicia a donde haya inequidad.

La Arquidiócesis de Hermosillo está de puertas abiertas para ser la casa de todos: ¡Esa en nuestra misión!

 

Pbro. Luis Alonso Cobácame Rodeles
Vocero de la Arquidiócesis de Hermosillo
Hermosillo, Sonora, a 9 de marzo de 2020

 

Dr. Paliza y Ocampo, 3er piso, Colonia Centenario, A.P. No. 1. C.P. 83260, Hermosillo, Sonora. Teléfonos (662) 212 22 30 y (662) 948 80 83
Email: pastoraldelacomunicacion@arquidiocesisdehermosillo.org y enmarcha.colaborador@gmail.com