Homilía may. 31 / 2013, Ordenaciones Sacerdotales

HOMILÍA DE S.E. MONS. VÍCTOR SÁNCHEZ ESPINOSA
ARZOBISPO DE PUEBLA
CON OCASIÓN DE ORDENACIONES SACERDOTALES
31 DE MAYO DE 2013

EscudoVictorQueridos hermanos, hoy la iglesia celebra la fiesta tan hermosa de la anunciación, de la visitación de la santísima Virgen María a su prima santa Isabel y el pasaje del evangelio nos narra lo que sucedió aquellos días en las montañas de Judea. María va a visitar a su prima santa Isabel y la recibe con el siguiente saludo: Quien soy yo para que la madre de mi señor venga a verme, dichosa tu que has creído, bendita tu entre todas las mujeres, Dios te salve María porque estas llena de gracia; y la respuesta a este saludo por parte de la santísima Virgen María fue: Glorifica mi alma al señor y mi espíritu se llena de júbilo en Dios mi salvador porque puso los ojos en la humildad de su esclava y desde ahora me llamaran bien aventurada todas las generaciones, porque el poderoso ha hecho grandes obras en mi, Él que todo lo puede.

Con este encuentro de la santísima virgen María y su prima santa Isabel brotan estas dos oraciones que ahora todos rezamos: el ¨Ave María¨ que es el saludo de santa Isabel a la santísima Virgen María. Dios te salve María, llena de gracia dichosa tú que has creído, bendita eres entre todas las mujeres, bendito el fruto de tu vientre y el ¨magnifica¨ que fue la oración de alabanza de acción de gracias de la santísima Virgen María. Glorifica mi alma al señor, se llena de gozo mi espíritu en Dios mi salvador porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava.

Pues con esta fiesta de la visitación de la santísima Virgen María a su prima santa Isabel Clausuramos el mes de Mayo, mes especialmente dedicado a ella a nuestra madre del cielo, por eso por la tarde en nuestras parroquias tendremos el ¨santo rosario¨, el ofrecimiento de flores, la coronación de la santísima virgen María porque este mes se lo hemos consagrado a ella y hoy terminamos el mes de mayo, el mes de María, el mes de las flores.

Pues en este ambiente Mariano y en esta fiesta de nuestra Madre del cielo, ahora estos hijos nuestros de los cuales muchos de ustedes son familiares y amigos van a ser ordenados presbíteros lo cual deberán reflexionar con atención que grado de ministerio reciben.