Para los miembros de la Mesa del Congreso de Diputados de España

arzobispoPALABRAS DE S. E. MONS. VÍCTOR SÁNCHEZ ESPINOSA,
ARZOBISPO DE PUEBLA,
A LOS MIEMBROS DE LA MESA DEL CONGRESO DE DIPUTADOS DE ESPAÑA

 

 Excelentísimos miembros de la Mesa del Congreso de Diputados de España:

Excmo. Sr. D. Jorge Fernández Díaz,
Excma. Sra. Dª. Ana María Pastor Julián,
Sra. Dª. María Jesús Algueró Borrás
,

A nombre propio y a nombre de mis Obispos auxiliares, del cabildo catedralicio, del clero, de la vida consagrada y de los fieles laicos de la Arquidiócesis de Puebla, les doy la más cordial bienvenida a esta Catedral, testimonio elocuente del fructífero paso por estas tierras del Venerable Obispo Don Juan de Palafox y Mendoza.

Es la persona de nuestro próximo beato la que ha motivado la peregrinación de sus Excelencias a Puebla, con ocasión del Año Jubilar Palafoxiano que el Santo Padre Benedicto XVI ha concedido a esta Iglesia particular.

Consciente de esto, me permito saludarles con las palabras que el Venerable Palafox dirigió el 18 de abril de 1649 al consagrar esta hermosa Catedral, de la que uno de sus Obispos, Don Antonio Joaquín Pérez Martínez Robles, presidió en tres ocasiones el Congreso español (en 1811, 1813 y 1814): “… estas lozas, esta piedra, esta grandeza y estos retablos… todo aspira… a nuestro aprovechamiento, y a que hagamos templo formal nuestras almas del Verbo de Dios, y en ellas le recibamos, le sirvamos y adoremos”.

De esto, el propio Palafox, nacido en el Jubileo de 1600 en Fitero, Navarra, España, es ejemplo. Por eso, en mi primera Carta Pastoral, escrita con ocasión de su próxima beatificación, afirmo que el Obispo de Puebla, Visitador General, Juez de Residencia, Virrey de la Nueva España, Arzobispo electo de México, Obispo de El Burgo de Osma-Soria y Consejero de Aragón, “nos demuestra las maravillas que Dios puede hacer en aquéllos que confían en el poder de su amor”.

Con estos sentimientos e invocando la intercesión de nuestro querido Palafox, invito a sus Excelencias, a los fieles presentes y a los que nos acompañan a través de la radio y la televisión, a participar en esta celebración.

 Puebla de los Ángeles, a 13 de marzo de 2011, Año Jubilar Palafoxiano.

 

+Mons. Víctor Sánchez Espinosa
Arzobispo de Puebla