MENSAJE DEL ARZOBISPO DE PUEBLA Y DE SUS OBISPOS AUXILIARES CON OCASIÓN DEL AÑO NUEVO 2013

 

ArzobispadodePuebla

 

 

 

MENSAJE DEL ARZOBISPO DE PUEBLA

Y DE SUS OBISPOS AUXILIARES

CON OCASIÓN DEL AÑO NUEVO 2013

 

 

 

 

 

Cada nuevo año trae consigo la esperanza de un mundo mejor. En esta perspectiva, pido a Dios, Padre de la humanidad, que nos conceda la concordia y la paz, para que se puedan cumplir las aspiraciones de una vida próspera y feliz para todos(1).

 

En este contexto, quisiera recordar la oración con la que se pide a Dios que nos haga instrumentos de su paz, para llevar su amor donde hubiese odio, su perdón donde hubiese ofensa, la verdadera fe donde hubiese duda.

 

Pidamos a Dios que ilumine también con su luz la mente de los que gobiernan nuestra nación, para que, al mismo tiempo que se esfuerzan por el justo bienestar de sus ciudadanos, aseguren y defiendan el don hermosísimo de la paz; que encienda las voluntades de todos los hombres para echar por tierra las barreras que dividen a los unos de los otros, para estrechar los vínculos de la mutua caridad, para fomentar la recíproca comprensión, para perdonar, en fin, a cuantos nos hayan injuriado. De esta manera, bajo su auspicio y amparo, todos nos abracemos como hermanos y florezca y reine siempre entre nosotros la tan anhelada paz (2).

 

 Con esta invocación, pido que todos seamos verdaderos trabajadores y constructores de paz, de modo que la ciudad del hombre crezca en fraterna concordia, en prosperidad y paz. Feliz Año 2013.

 

 Puebla de los Ángeles, a 1 de enero de 2013, Año de la Fe

 

+Víctor Sánchez Espinosa

 

Arzobispo de Puebla

 

+Dagoberto Sosa Arriaga                     +Eugenio Lira Rugarcía

 

Obispo Auxiliar y Vicario General         Obispo Auxiliar y Vicario General

 

 

 

1.Cfr. Mensaje del Papa Benedicto XVI para la 46 Jornada Mundial de la Paz 2013, No. 1

 

2.Cfr. Carta enc. Pacem in terris (11 abril 1963): AAS 55 (1963), 304.